CIUDAD PANDÉMICA

publicado en: arte | 0

Artículo publicado en el LEVANTE – EMV el día 12/07/2021.

Son días de transición en los que basta con deambular por el espacio urbano para percibir la sensación de estar ya en otra fase. Es tiempo de transitar entre lo que fue, lo que ya no es y lo que podrá ser de nuevo. En realidad, todo final es un principio y habría que aprovecharlo para bien planteándonos de dónde venimos y a dónde vamos. Lo cierto es que la mayoría de las personas sigue siendo cautelosa y toma precauciones. Sin embargo, entre la población joven aún no vacunada, ha empezado a constatarse un aumento de casos positivos a causa de sus malas prácticas en fiestas y botellones. Por eso mismo, por mucho que nos empeñemos en volver a replicar el momento previo al COVID-19, nada será ya como antes y ciertas actitudes de autolimitación y autocontención habrán de formar parte de nuestro comportamiento cotidiano. No cabe duda, habrá que tener mayor autodisciplina y para ello todo cuánto invite a la reflexión es bienvenido.

En esa línea, qué mejor que ciertas manifestaciones artísticas para desvelar nuestra inconsistencia. Algunas de estas creaciones pueden darse en clave de humor como sucede con el libro ilustrado que Paula Mármol acaba de publicar con el título «¡Alarma! Necesitamos papel higiénico». Esta joven licenciada en Bellas Artes, especialista en diseño gráfico y audiovisual, ha querido mostrarnos aquellos días en los que dejamos de pisar las calles y tuvimos que encerrarnos en casa junto a nuestra familia y mascotas. Lo original de su idea es que quienes hablan de esa experiencia no son las personas sino el gato que, como espectador fuera de campo, da cuenta de nuestras contradicciones y despropósitos. Con trazo seguro y limpio, la artista dibuja al animal prestando atención a una receta para hacer pan casero, portando un paquete de Amazon o mostrando el calendario de desescalada. Esta forma de contar lo sucedido durante el confinamiento funciona como un recurso estilístico de vis cómica en el que es fácil volver a recordar algunos de los inconvenientes que tuvimos que sortear en aquella situación tan excepcional.

Libro ilustrado por Paula Mármol: «¡Alarma! Necesitamos papel higiénico»
Libro ilustrado por Paula Mármol: «¡Alarma! Necesitamos papel higiénico»

En otro registro, muy a tono con las nuevas restricciones que se acaban de anunciar, la exposición de arte público y transmedia titulada «Pandemic City / Ciudad Pandémica» (2021) nos invita a considerar que no conviene bajar la guardia y que la situación no hay que tomarla a broma. Se trata de una muestra comisariada por la artista feminista Mau Monleón Pradas y organizada por el colectivo Tácticas Pandémicas de la Universitat Politécnica de València. Esta exposición nos aproxima de forma creativa al peligro que aún persiste en la ciudad y que afecta directamente a la salud pública y a las relaciones sociales y familiares. En su conjunto, incluye la obra de 26 artistas jóvenes, la mayoría de ellas mujeres que proceden de España, Francia y Alemania. Desde una óptica cultural primermundista europea utilizan la ciudad como objeto de análisis y de transformación. Son un total de 116 obras en las que también se ha contado con la participación de un equipo de mujeres profesionales en diseño gráfico y programación web, para configurar la interfaz de esta “ciudad pandémica” que se puede visitar a través del enlace https://pandemiccity.blogs.upv.es/.

Pandemic City
Imágen de la web https://pandemiccity.blogs.upv.es/exposicion/
https://pandemiccity.blogs.upv.es/todas-las-obras/

Lo curioso de esta exposición no está solo en las diversas técnicas artísticas que se utilizan sino también en el glosario de términos que se emplean, tales como aerosoles, aislamiento, antígenos o asintomáticos y que reflejan el punto crítico en el que estamos. De ahí que esta iniciativa pretenda generar una conciencia medioambiental que se preocupe por la vida en el planeta y por el cuidado de las personas. De hecho, es urgente reaccionar después de que la enfermedad COVID-19 fuese declarada pandemia por la OMS. Vivimos momentos de transición, de advenimiento de una nueva realidad social que precisa recuperar las virtudes públicas de respeto y responsabilidad ante uno mismo y ante los demás. La economía global centrada en el hipercon

sumismo nos impide ver que la Tierra es un todo viviente y que nosotros solo somos sus huéspedes como ya dijo James Lovelock que fue quien designó a nuestro planeta con el nombre de la diosa de la mitología griega Gaia. O nos lo tomamos en serio o de no ser así no sería extraño que Gaia, como anfitriona sensata, nos expulse pronto de su casa.