La agenda secreta de Maria Campo Alange. Análisis de su legado en clave feminista.

Contar la gestación de un libro como el que ha escrito Inmaculada Alcalá requeriría muchas palabras, puesto que se trata de un libro muy interesante y necesario para tener una visión de conjunto de lo que ha sido y es la historia del feminismo en nuestro país pero también porque la capacidad investigadora de la autora es ardua y meticulosa. Sin embargo, antes que nada, me gustaría comenzar contando cómo fue nuestro encuentro. Conocí a Inmaculada Alcalá siendo alumna del máster que oferta el Instituto Universitario Feminista y Estudios de Género de la UJI. Llegó a mi despacho, por indicaciones de la profesora Nieves Alberola, y me presentó en apenas treinta folios su proyecto de escritura. Desde aquel momento inicial ya vislumbré que tenía ante mi una gran investigadora que había reunido una ingente cantidad de datos a los que había de dar forma y ordenar. Y a ello se aplicó de forma disciplinada y eficaz y el resultado es el libro que hoy presentamos dentro de la colección Sendes y que el Servicio de Publicaciones de la UJI ha tenido a bien editar y publicar.

Se trata de un libro que presenta las variadas facetas en las que fue pionera María Campo Alange: crítica de arte, narrativa, trabajo social, y feminismo. Con todo, el texto sobrepasa la mera biografía y contiene el plus diferencial de situar a María Campo Alange en la dinámica de la constitución de tipos de saber y estudio universitario, como los de género, en los que no ha sido reconocida en su justa medida. En cuanto a cuestiones relativas a la Estética y Teoría de las Artes, esta obra destaca por mostrar su capacidad como crítica de arte, interesada por los avances técnicos en su aplicación artística. Aspecto este poco considerado y desconocido. Su libro De Altamira a Hollywood resulta ser un breve tratado del arte desde sus orígenes hasta las vanguardias. A todo ello se une un análisis de las pintoras que impactaron su sensibilidad y a quienes situó en el centro de una nueva figuración que pasaba por la mirada pictórica de las mujeres (Maria Blanchard, Pepi Sánchez,Carmen Arozena, Ángeles Ballester, Liliane Lees-Ranceze). En cuanto al debate feminista, la obra analiza, con mucho acierto, las similitudes y diferencias del pensamiento de María Campo Alange con dos grandes figuras intelectuales del feminismo del siglo pasado: Simone de Beauvoir y Betty Friedman, siendo más las coincidencias y compartiendo en varios campos la misma línea argumentativa . Por último subrayar de nuevo la gran habilidad investigadora de la autora, que acude a fuentes documentales y archivos para avalar sus conclusiones.

También se destaca el hecho de exponer diacrónicamente la obra de Maria Campo Alange a modo de un relato bien enlazado que invita al lector/a a seguirlo de manera sugerente. En suma, Inmaculada Alcalá ha escrito una obra de gran calado académico y, al mismo tiempo, capaz de interesar al público lector en general. Y por ello, la presentación de esta Agenda secreta de María Campo Alange y de su legado feminista, en vísperas de la conmemoración del 8 de marzo de 2019, es motivo de celebración y júbilo pero también de agradecimiento al esfuerzo de la autora en escribirlo así como al Servicio de Publicaciones de la UJI que recogió el testigo y hizo posible su edición y publicación. Muchas gracias.